Amigos del Mercado, Diego Martinez Burzaco

Ellos también se equivocan (y mucho…)

By On Noviembre 23,16

Como inversores minoristas, siempre tenemos a la figura del inversor institucional como alguien profesional, serio, capacitado y que siempre obtiene rendimientos extraordinarios ante mercados volátiles. Hoy te enseño por qué deberías comenzar a cambiar esa forma de pensar.

Durante el tercer año de la Academia de Inversores, el programa de capacitación online de Inversor Global, nos dedicamos exclusivamente a analizar las estrategias de inversión que llevan adelante los grandes gurúes de Wall Street.

Ya hemos hablado de personalidades como Warren Buffett, Mark Mobius, Carl Icahn y Bill Ackman y “revelado” sus mayores secretos como inversores. Un punto en común de estos multimillonarios es que en algún momento del tiempo han manejado fondos de cobertura o hedge funds.

Precisamente en esa experiencia de manejar grandes fondos, hemos detectado apuestas que tuvieron grandes resultados, las cuales debemos tratar de imitar. Pero también otras que han generado muchas pérdidas económicas de las cuales también sacamos enseñanzas importantes para mejorar nuestra propia estrategia de inversión.

Los hedge funds son vistos en el mundo de las inversiones como los vehículos financieros a través de los cuales los grandes inversores hacen millonarias apuestas para ganar dinero en todo momento, independientemente de la tendencia del mercado.

El monto mínimo de ingreso requerido es lo suficientemente alto para dejar afuera al “chiquitaje” mientras que quienes están a cargo de indicar cómo, cuánto y dónde invertir son profesionales con gran trayectoria y track record en Wall Street.

Hasta aquí, todo muy sofisticado y de difícil acceso para los inversores comunes y corrientes como cualquiera de nosotros. Sin embargo, por el momento no nos estamos perdiendo ninguna oportunidad demasiado tentadora.

Durante los últimos años, los hedge funds han venido perdiendo fuerte la batalla de destronar al S&P 500 en torno a la performance de las inversiones.

1-sp-graf

En el mejor de los casos, los fondos de cobertura con una posición “neutral” a acciones han logrado no perder dinero, mientras que los fondos que prometían cobertura del mercado bursátil están un 10% abajo desde 2011.

En el mismo período, el S&P500 subió más de un 55%.

Claramente quienes se inclinaron por los vehículos de cobertura han sufrido un fuerte golpe para sus ahorros. Y por el momento eso no parece estar cambiando, al menos a la luz de los últimos grandes movimientos que hicieron los fondos de cobertura en el tercer trimestre.

De acuerdo a un relevamiento de la consultora FactSet, los 50 hedge funds más grandes del mercado han aumentado su exposición a las acciones en un 2,9% en el tercer trimestre, lo que es positivo considerando la suba reciente de las bolsas.

Sin embargo, los sectores elegidos no han sido los mejores hasta el momento.

Las máximas adquisiciones han sido empresas del sector de Consumo Básico y las Tecnológicas, dos de los sectores que no han traccionado muy bien desde la victoria de Donald Trump.

En cambio, se han desprendido de acciones del sector Financiero y de Salud, dos de los más grandes favorecidos con la victoria del republicano.

2-altas-bajas

Este comportamiento muestra el grado de desconcierto que tienen las cabezas responsables de los fondos de cobertura, intentando llevar adelante estrategias salvadoras que reviertan la estrepitosa performance que tuvieron en el último lustro.

Hoy esos portfolios managers están operando más con las emociones que con la razón.

Tres enseñanzas podemos tomar de toda esta situación:

1. El dinero inteligente (como se lo denomina al que está en grandes fondos de cobertura) no lo es tanto y puede fallar más que el inversor común y corriente.

2. No te dejes atrapar por un gran CV que pueda tener un portfolio manager. Muchas veces esos pergaminos quedan al descubierto cuando se analizan los retornos históricos de los fondos que maneja.
3. No hay mejor estrategia para tus ahorros que vos. La capacitación debe ser la punta de lanza para tener un comportamiento sustentable y eficiente a lo largo del tiempo.

A tu lado en los mercados,

Diego Martínez Burzaco.

Deja un comentario