Amigos del Mercado, Diego Martinez Burzaco

Sí es posible vivir de renta inmobiliaria con poco dinero…

By On enero 04,17

Invertir en real estate no es algo que esté al alcance de cualquier tipo de ahorrista por dos limitaciones evidentes: conocimiento y necesidad de dinero. Pero hoy se abre una puerta que acorta ese camino.

Argentina y los ladrillos… un amor que no termina, ¿no? Ahora, por mi parte debo confesar que nunca ha sido mi fuerte este tipo de inversiones. Las razones de esto último son múltiples: me resultan algo aburridas, las barreras de ingreso son muy altas en la gran mayoría de los casos y, por último, carezco del conocimiento necesario de cómo funcionan determinados mercados de real estate a lo largo y ancho del mundo. Sin embargo, muchas de esas “excusas” quedan sin sentido cuando analizamos lo que ofrece el mercado de los fondos inmobiliarios que cotizan en bolsa, más conocidos como REITs, por sus siglas en inglés (Real Estate Investment Trust). Un REIT no es otra cosa que un fondo que contiene muchas propiedades inmobiliarias en su cartera, con el objetivo de generar rentas periódicas que luego son repartidas a sus accionistas. La primera gracia es que, a diferencia lo que sería una clásica inversión en pozo, estamos hablando de miles de personas repartiendo poniendo dinero de forma conjunta para repartir el riesgo en decenas de proyectos a la vez. Esto es posible gracias a que los REITs tienen estructuras societarias organizadas en acciones que cotizan en Bolsa y que cualquier inversor, sin importar cuánto tenga, puede comprar y vender libremente en el mercado. No hay mínimos ni máximos. La segunda gracia es que, por ley, debe distribuir a los accionistas al menos el 90% de las ganancias generadas en el ejercicio fiscal que provengan del cobro de las rentas de las propiedades administradas. Es muy simpe: el REIT construye, luego vende propiedades o cobra rentas por su uso, y cada año reparte las ganancias entre todos en partes proporcionales a la cuota que se tenga en el fondo. Además, debe reinvertir al menos el 50% de las ganancias que provenga de la venta de activos que tiene en la cartera, lo que lo transforma en un negocio sustentable de crecimiento en el largo plazo. La idea del REIT no es ganar plata en el corto plazo, es crecer y generar rentas periódicas. Por todo esto es que estos vehículos han ganado mucho protagonismo entre los ahorristas más pequeños, ya que les permitieron comenzar a invertir en el mercado inmobiliario sin necesidad de una gran cantidad de dinero y disfrutando de una elevada renta en comparación con otros instrumentos financieros. Cómo elegir el mejor REIT Claro, si avanzaste hasta el punto de decidirte por uno de estos instrumentos, viene el problema de CUÁL elegir. Son muchos los REITs existentes en el mercado y eso puede marearnos. Pero desde octubre de 2015 el índice Standard & Poor’s 500, el mayor índice del mundo, incluyó a los REITs como un “sector” dentro de su composición, lo que condujo a la creación de un nuevo instrumento único que replica el comportamiento de todos los REITs, al mismo tiempo y en conjunto. Su nombre es The Real Estate Select Sector (XLRE) y una participación en él equivale a tener participación en decenas de REITs al mismo tiempo, recibiendo un porcentaje de todas las rentas que todos generen. Se trata de una seguridad sin precedentes. — A tu lado en los mercados. ​​​​​​​ Diego Martínez Burzaco Para El Inversor Diario.

Deja un comentario